Asics Tarther Japan, la maratoniana sale por primera vez de Japón

asics tarther japan

En Japón el maratón está asociado a una cultura que puede remontarse hasta el siglo X, cuando los monjes del monte Hiei comenzaron su tradicional carrera-ritual a través de las montañas.Hasta bien entrado el siglo XX el modo tradicional de repartir el correo implicaba carreras que hoy consideraríamos ultras.

Más allá del deporte reglado, correr estaba enraizado en las costumbres y tradiciones niponas, circunstancias que le colocaron como sede de una cultura corredora que solo puede compararse con la del valle del Rift en Kenia. 

A partir de la segunda guerra mundial Japón se volcó en el maratón como algo más que una carrera, un identificador de su propia cultura. En los años 50 y 60 Japón vivió el boom que llegó en los setenta llegó a Estados Unidos y su dominio era tan arrollador como el de los africanos a partir de los noventa. 


boston marathon


En 1951 el japonés Shigeki Tanaka vencía (con unas Tiger en los pies) en el maratón de Boston, solo seis años después del ataque de Hiroshima y en los sesenta era habitual que las diez mejores marcas en maratón tuvieran apellidos japoneses. Hoy, un maratón por relevos, Hakone Ekiden, es considerado el mayor evento deportivo de Japón. 

A pesar de que los maratones más prestigiosos son ahora coto de atletas africanos, Japón mantiene una asombrosa cantidad de corredores con marcas que le situarían entre los veinte primeros en cualquier maratón de primer nivel. 

La asombrosa densidad de corredores sub 2h 20 afecta también al modo de diseñar las zapatillas. Japón siempre ha tenido un mercado especial de modelos racing adaptados a sus especiales condiciones y nadie mejor que una marca japonesa para satisfacerles. 

En 1983 Asics lanzó una primera propuesta de zapatilla ultraligera que respondía al nombre Tarther, un acrónimo de “Tiger Racer”, diseñada, producida y manufacturada en Japón.



Durante décadas, la saga Tarther solo podía conseguirse en Japón por lo que se convirtió en moneda de cambio de los atletas asiáticos en sus visitas a Europa y Estados Unidos. El legendario Hitoshi Mimura, el zapatero que creaba los modelos específicos para los principales corredores de maratón, se basaba en las Tarther para sus creaciones. 

Más allá de los atletas, la saga Tarther se convirtió en un referente del estilo nipón, sin miedo a combinar alta tecnología con elementos más cercanos a la moda. 


Elegida para inaugurar la serie Fast Pack, la Tarther Japan mantiene las características de la zapatilla original del año 2000 en dos nuevos colores. Diseñada y fabricada en Japón, pero por primera vez disponible más allá de sus fronteras.