Converse

converse one star

Las Converse One Star fueron originalmente lanzadas en 1974 como zapatillas de baloncesto, pero no fue hasta principios de los 90 cuando resurgieron como el calzado estrella de toda una nueva era. En un momento donde las zapatillas de Baloncesto grandes y llamativas dominaban el mercado, Converse se lanzó contracorriente, ¿o no? Lo cierto es que este rápido movimiento de la marca no fue fortuito. DeeDee Gordon con apenas 21 años tuvo mucho que ver, una “coolhunter” que no sabía que lo era.

La historia de este lanzamiento salió a la luz en The New Yorker donde el término “coolhunter” daba nombre a una columna escrita por el periodista y sociólogo Malcolm Gladwell. Bajo el título de The Coolhunt el periodista cuenta la historia de DeeDee Gordon y su tienda Placid Planet en Boston. Éste era un lugar no solo de venta si no de intercambio de ideas, opiniones y tendencias. Por ello Baysie Wightman, que en 1992 trabajaba para Converse buscando gente que supiera qué se llevaba en las calles, no dudó en entrar y preguntar. Por aquel entonces los jóvenes empezaban a perder interés en las zapatillas llamativas, con cámaras de aire, materiales technológicos y cientos de colores. DeeDee intuía que buscaban simplicidad y autenticidad y Baysie no dudó en hacer buen uso de esa información. Recuperó las Converse One Star, desaparecidas desde 1975, con un movimiento que se anticipó a la moda en sí. El modelo se convirtió rápidamente en indispensable de la nueva era retro que estaba comenzando.

Una zapatilla de deporte sencilla encajaba perfectamente con la estética del movimiento cuya última personificación, Kurt Cobain, guió la escena calzando un par de One Stars desgastadas. Después de la muerte de  Cobain en 1994 sus zapatillas fetiche se inmortalizaron con su memoria.

converse