Black & Red, apuesta segura para la Jordan IX

Jordan IX Bred

Tras la primera retirada de Michael Jordan, en 1994 algunos jugadores comenzaron a usar Jordan IX personalizadas con los colores de sus equipos. Michael no podía lucirlas en la cancha pero lo harían Penny Hardaway, Latrell Sprewell, B.J. Armstrong o Mitch Richmond. Todos jugaron con Jordan IX realizadas en exclusiva para ellos, una estrategia que muchos consideran el verdadero nacimiento de las players exclusives. Aunque hay numerosos casos de zapatillas personalizadas en las décadas anteriores, por primera vez se creaba una estrategia con varios jugadores. Aquellas primeras Jordan IX personalizadas no llegaron a ponerse a la venta y quedaron para siempre como modelo a seguir.

Fue el germen del Jordan Manifesto, una idea de Tinker Hatfield para crear una marca separada de Nike que vio finalmente la luz en 1996 con un equipo formado por Eddie Jones, Ray Allen, Derek Anderson, Michael Finley y Vin Baker, y que poco después creció con deportistas de distintas disciplinas e incluso músicos como Mike Phillips.

Jordan IX Bred

A medida que el equipo Jordan fue creciendo el proceso de personalización se fue especializando e incluso se crearon mejoras funcionales bajo el requerimiento de algunos jugadores. Mike Bibby o Derek Anderson preferían jugar con zapatillas low, lo que dio pie a versiones distintas a las originales. Eran verdaderos bancos de pruebas de lo que finalmente veríamos en las calles. 

Aquellas zapatillas personalizadas son ahora la inspiración para ediciones como la nueva Jordan IX Bred con patent leather, el acabado brillante que vimos en muchas de esas zapatillas de 2002 a 2004. Esta Jordan IX, que mezcla inspiraciones de los colores creados para Jason Kidd y Eddie Jones, podría encajar perfectamente en los pies de Michael Jordan en los Bulls.