Vans by Vault desde el fondo del mar

Bob Esponja ha conseguido llevar a Vans by Vault hasta el fondo de Bikini en una colección que incluye calzado, textil y exclusivas tablas.

Lo que comenzó como una serie de Nickelodeon creada por un artista y biólogo marino se ha convertido en objeto de estudios universitarios y referente para creadores. Pharrell Williams diseñó una colección cápsula para su marca IceCream y junto a N.E.R.D. creó una canción para una de sus películas. David Bowie puso la voz de Señor Alteza Real, un personaje de un especial musical de 2007. Y no solo la voz, porque el personaje tenía un ojo azul y otro verde, justo como Bowie. The Flaming Lips, John Legend, Cindy Lauper o They Might Be Giants han cedido canciones para el musical de Bob.

coco chanel karl lagerfeld bob esponja


Pero no solo se le relaciona con la música. En el mundo de la moda se ha convertido en un referente: Jeremy Scott utilizó a Bob como icono de su colección fall 2014 para Moschino. Marc Jacobs lleva tatuado a Bob Esponja y fue uno de los protagonistas de la serie del artista holandés Mike Frederiqo, que creó ilustraciones de Coco Chanel o Karl Lagerfeld como habitantes de Fondo de Bikini.

En el deporte, un equipo de la liga de desarrollo de la NBA, Delaware 87ers, y uno de béisbol de la Minor League, Norfolk Tides, diseñaron vestuarios de juego inspirados en Bob Esponja. La influencia de Bob Esponja va más allá de una serie de animación, más allá de la música y más allá de la moda. Por lo tanto, no podían faltar las zapatillas. 

basketball 87ers bob esponja
 
La primera colaboración de Bob Esponja y Vault by Vans incluye ediciones especiales de Sk8 Hi, Authentic y Slip-On disponibles en tallas de adulto, niño y bebé con vibrantes escenas del océano Pacífico, una reinterpretación del clásico patrón de cuadros de Vans e ilustraciones de Bob Esponja, Patricio y Sheldon Plancton. La colección de textil incluye dos camisetas de manga corta, una de manga larga con detalles bordados de los principales personajes de la serie y se remata con tres tablas a la venta en poco más de una docena de tiendas en toda Europa.