C2H4 Y EL FUTURO SEGÚN FM 2030

C2H4 es la fórmula del etileno, un compuesto orgánico relacionado con la maduración de las frutas pero también con la fabricación de solventes, plastificantes o anticongelantes. Es también el nombre de una marca con una descarada apuesta por la experimentación y una nueva definición de lo humano que toma lo orgánico solo como una base para desarrollar potencialidades nunca vistas.

Su particularidad homenaje al transhumanismo llega en su nueva colección, FM 2030. El nombre viene de un sujeto antes conocido como Fereidoun M. Esfandiary, un filósofo, escritor, profesor universitario y jugador de baloncesto (fue olímpico en 1948). Es reconocido como el creador del manifiesto transhumanista, un concepto que se refiere al uso de la tecnología para ampliar las capacidades humanas. Creado en la universidad de UCLA en un contexto filosófico, ha tenido un gran impacto en el desarrollo del arte del que beben Arthur C. Clarke, William Gibson o Vita More.

En la década de los setenta, Fereidoun M. Esfandiary cambió su nombre por FM 2030, en un intento de separarse como sujeto de su historia y colocando el 2030 como el año de su centenario, en el que confiaba que la eternidad fuera una verdad científica. El transhumanista y futurólogo fue criogenizado en el año 2000 después de un cáncer y espera que 2030 sea el momento de su vuelta.

Basados en lo orgánico y apoyados en lo químico, C2H4 toma como referencia a FM 2030 y lo que podría ser la sociedad de 2030. En esa utopía la consciencia de cada individuo puede alojarse en servidores externos y ser recolocada en un nuevo cuerpo. Un era Post-Humana en la que todo lo que nos hace humano se registra en cintas de estilo retro que aparecen como reinterpretaciones en windbreakers, camisetas y pantalones de la nueva colección de C2H4.