FILIP PAGOWSKI, EL CORAZÓN DE PLAY

No es fácil crear una imagen reconocible en todo el mundo. Los logotipos de muchas de las grandes marcas son el resultado de investigaciones sobre el color y estudios de mercado. El corazón de Comme des Garçons PLAY es un nuevo icono global, en símbolo de una generación, sin embargo parece haber seguido un recorrido contrario.

Filip Pagowski es un artista gráfico que en los ochenta decidió abandonar su Polonia natal. Después de conocer París y Barcelona, decidió establecerse en Nueva York, donde trabajó en video clips de bajo presupuesto, animaciones, ilustraciones para distintas publicaciones y escaparates para Barneys. En 1989 consiguió una entrevista con el editor de The New Yorker, un momento que parecía definitivo para su carrera. La respuesta de The New Yorker llegó tres años después, pero Pagowski sabe esperar.

Durante la década de los noventa sus ilustraciones se convierten en imprescindibles para el magazine neoyorquino, que iban más allá de lo habitual. En una colección de narraciones de ficción se encargaba de ilustrar la primera letra del texto, avanzando parte del contenido y ambientándolo. También fue allí su primer trabajo en el mundo de la moda; la invitación a la fiesta de The New Yorker con motivo de la Fashion Week.

En 1999 recibe una propuesta que le introducirá definitivamente en las marcas, unos de su primeros contactos en Barneys quiere sus diseños para una firma japonesa conocida por su arriesgada aproximación al diseño, Comme des Garçons. Aunque la relación venía de lejos, Rei Kawakubo iba más allá de los modelos habituales y apostaba para sus presentaciones por actores (Dennis Hopper, John Malkovich), directores (John Waters), músicos (Lyle Lovett , John Hassell) o artistas (Alexander McQueen, Basquiat). A principios de los noventa Pagowski había sido uno de aquellos modelos que se alejaban de las tendencias.

El modo de trabajo de Rei Kawakubo siempre era el mismo; no permitía que Pagowski viera las prendas y no daba ningún dato sobre la colección. Debía realizar una decena de imágenes, de las que Rei seleccionaba algunas para convertirlas en la imagen de cada temporada.Comenzó realizando ilustraciones que debían acompañar carteles o folletos y poco después sus trabajos aparecieron directamente en sus colecciones. En el año 2000 los labios y cuchillas de Pagowski provocaron que las prendas de Comme des Garçons fueran retiradas de algunas tiendas que consideraban sus diseños como algo de mal gusto. Perfecto para una colección que trataba de recuperar el espíritu del punk.

Para su nueva línea PLAY, Comme des Garçons necesitaba un estilo visual sencillo, fácilmente identificable, que debía huir de los diseños perecederos a través de una colección de camisetas, cardigans y hoodies. Para identificar cada uno de sus productos Rei Kawakubo buscaba una imagen muy reconocible y recordó uno de los descartes de Pagowski, un corazón con expresivos ojos, de trazo grueso e inacabado. 

El logo es, sin duda, el más reconocible entre las distintas marcas desarrolladas por Comme des Garçons. El éxito de PLAY ha surgido en paralelo a la popularidad del corazón de Pagowski, que aparece en camisetas y las celebradas Converse Chuck 70 como un símbolo de pertenencia a un grupo.

Filip Pagowski continúa creando, pero su mundo de ilustraciones se ha ampliado con colaboraciones junto a Nike, Medicom o Levi’s y exposiciones en solitario. La relación de Pagowski con Comme des Garçons no queda ahí, el corazón toma vida propia y se reinventa en nuevos diseños, convertido en el personaje principal de cada colección.