KIM JONES HA DISEÑADO EL VESTUARIO DE LA GIRA DE BTS… PERO ¿QUIÉNES SON ESTOS COREANOS?

La noticia está ahí: representando a Dior, Kim Jones ha diseñado un vestuario de influencias militares para la nueva gira de BTS. Y es una noticia que conduce inevitablemente a una gran pregunta: pero, a ver, ¿quiénes son los chicos de esta boy band que está conquistando occidente desde Corea del Sur a base de temazos de pop 2.0, coreografías imposibles y videoclips bigger than life?

Hay cuentos que es mejor empezar por el final porque se entienden mejor. Al fin y al cabo, si cualquier persona de tu entorno te habla de BTS, probablemente te preguntes durante dos segundos de dónde carajo vienen esas siglas, si es una enfermedad o un banco internacional o qué. Y a continuación te olvides y vuelvas a tu feed de Instagram. Pero, claro, ¿qué ocurre si estas siglas aparecen al final de la noticia ‘Kim Jones diseña el vestuario de la nueva gira de BTS?’ Que entonces prestas atención. Obvio.

Pero ese es el final de este cuento feliz que nunca será adaptado por Disney porque lo que le va más es la estética manga. O, para ser más concretos, la estética manhwa, que es la versión coreana del manga. Las siglas BTS vienen de las palabras coreanas Bangtan Sonyeondan (que significan literalmente ‘Boy Scouts a prueba de balas’), aunque de cara al mercado occidental hay veces que han recurrido a otras versiones como Beyond The Scene, Bangtan Boys o Bulletproof Boy Scouts. BTS vienen de Corea del Sur y, como ocurre con muchas otras boy bands (por mucho que los fans se nieguen a aceptar la cruda realidad), fueron creados por la compañía Big Hit Entertainment, que en el año 2013 se encargó de lanzar su primer hit No More Dream.

Desde entonces, RM, Jimin, Jungkook, V, Suga, Jin y J-Hope se han convertido en los grandes héroes de esa ola coreana que desde los medios se ha denominado como ‘hallyu’ y que se está apoyando en la música y en las series de televisión para saltar hacia el mercado occidental. Un mercado que, por cierto, no podría estar respondiendo mejor… En 2017, por ejemplo, BTS se convirtió en el primer grupo coreano de la historia en ser nominado en los Billboard Music Awards, donde fueron laureados en la categoría de Top Social Media Artist. Un año después, en 2018, la banda no solo fue nombra por Forbes como la entidad más influyente de Corea dentro de su lista Korea Power Celebrity, sino que también apareció en portada de la edición internacional de Time, que no se achantó a la hora de nombrar a sus miembros como Líderes de la Nueva Generación.

Y la música, ¿qué tal? Pues bien, si lo que te gusta es el k-pop. Ya sabes cómo se las gastan en Corea del Sur: tienen una visión de la música que es puro negocio. Su maquinaria industrial está lubricadísima y, por eso mismo, están alumbrando productos tan efectivos como BTS o la girl band Blackpink. Todos ellos tienen en común canciones de pop 2.0 con rítmicas aceleradas y ultrabailables listas para ser lucidas en forma de coreografías de surrealismo pluscuamperfecto que lucen maravillosas en videoclips de esos bigger than life. De esos que por estos lares ya casi no facturamos.

Así llegamos al final del cuento (por ahora): que Kim Jones –por la vía de Dior– haya diseñado un vestuario de visibles influencias militares para el tour de BTS no es otra cosa que la confirmación definitiva de que los coreanos no tienen que preocuparse por conquistar occidente… Porque ya lo tienen comiendo de las palmas de sus manos.