NIHILOXICA Y EL HECHIZANTE RITMO DEL NYEGE NYEGE TAPES

La pasada semana estuvieron tocando en directo en el MIRA Festival. Ellos son Nihiloxica, una banda musical formada por siete percusionistas ugandeses de la Nilotica Drum Ensemble y los británicos Spooky J, batería y productor asociado a Blip Records; Ben Beheshty, ingeniero de sonido; y Pete Jones, al mando de los sintetizadores.

Se trata de un proyecto que canaliza toda la fuerza de la percusión ugandesa tradicional en las pistas de baile contemporáneas. Es un viaje a una atmósfera oscura y perturbadora creada por el techno. Con el sello ugandés de Nyege Nyege Tapes, Nihiloxica ha creado una conversación creciente entre dos culturas, un diálogo que, poco a poco, está consiguiendo la atención de todo el mundo.

Nihiloxica está formado por percusionistas ugandeses y músicos occidentales. ¿Cómo os conocisteis y cómo se formó la banda?

Nos conocimos en Kampala. Fui allí en 2016 y conocí a la Nilotika Cultural Ensemble. Ellos me inspiraron a crear este proyecto. Así que volví a Kampala al año siguiente con mi compañero Peter Jones y grabamos nuestro EP debut para Nyege Nyege Tapes.

Vuestro grupo está directamente asociado al sello ugandés Nyege Nyege Tapes. Se trata de un nuevo estilo musical que aún no conoce mucha gente. ¿Nos ayudaríais a entenderlo un poco mejor?

La idea de fusionar electrónica y percusión siempre ha sido algo que he querido explorar y, en realidad, hice muchos experimentos antes de lanzarme a realizar este proyecto. La configuración es bastante sencilla: dos sintetizadores, un kit de batería y cuatro percusionistas. El truco consistía en dejar espacio para que todos los instrumentos cantaran y se complementaran entre sí.

Vuestra música no tiene letras pero hay una voz al final del primer EP que dice: "Bienvenido de nuevo a la zona". ¿Qué es esa zona? ¿Dónde queréis que viaje vuestra audiencia con vuestra música?

Ya sabes, la zona es como este lugar…

Y, ¿alguna vez habéis considerado la posibilidad de introducir voz en la música instrumental? ¿O es algo que se aleja de vuestro estilo?

Es algo con lo que estamos experimentando, sí, pero no queremos que sea forzado. Mucha gente nos lo ha sugerido por varias razones, como que mejorará las actuaciones en vivo o hará que algunas de las canciones sean más interesantes. Pero solo lo haremos si encaja correctamente con lo que buscamos, así que ya veremos.

Hablando de música instrumental, es más difícil transmitir un mensaje cuando no se utiliza el poder de las palabras. Sin embargo, habéis logrado crear una atmósfera oscura e infernal en vuestros EPs. Por lo tanto, podemos ver que hay un mensaje detrás. ¿De qué hablan vuestras canciones exactamente, aunque no se haga uso de palabras?

Creo que a la gente le gusta escuchar música con letras para poder sentirse más identificado, por lo que siempre parece ser un tema de conversación con esta banda. Aunque la mayoría de la música no tiene voz. Supongo que nuestra música se basa en las texturas de los sintetizadores para viajar a través de la batería en una especie de conversación. Tengo tendencia a inclinarme hacia sonidos más oscuros en la música, así que supongo que esa debe ser la razón.

Imagino que debe ser difícil grabar tantos instrumentos a la vez. ¿Cómo es vuestro proceso de grabación? ¿Lo grabáis todo a la vez o utilizáis técnicas de muestreo?

Todo está grabado en vivo, no sería lo mismo si no fuera así. La intención es que la música suene igual o incluso mejor que cuando se escucha en vivo.

Hablemos de los visuales, que no dejan indiferente a nadie. Lanzasteis el vídeo musical oficial de Kadodi. Cuando alguien ve el vídeo por primera vez, fácilmente puede pensar que se trata de una especie de combinación de percusión ugandesa y algo de estilo EDM europeo. Sin embargo, en la descripción del vídeo nos contáis que tiene algo que ver con un ritual de circuncisión. ¿Siempre os inspiráis en la cultura de Uganda para producir vuestra música?

Bueno, no lo compararía con el EDM europeo. Para nada. Principalmente porque es la única canción que no tiene sintetizadores. Pero con respecto a nuestras influencias, todo proviene principalmente de ritmos ugandeses mezclados con algunas influencias que Pete y yo tenemos del metal.

Entonces, ¿vuestra música tiene una intención más allá de la artística? Es decir, ¿hay implicaciones políticas, sociales, religiosas o espirituales, de alguna forma? ¿Hay algún mensaje crítico que queráis expresar?

Iniciamos este proyecto con la intención de alejarnos de la "cultura de muestreo africana" o como quieras llamarlo. Mucha gente viaja a África y prueba cosas, se va y, en muchos casos, nunca sigue con los músicos con los que ha trabajado. Me parecía un patrón poco saludable del que no quería formar parte, por lo que la idea de formar una banda parecía más natural.