El Pompidou más presente que nunca


Nike
nos sorprende una vez más con el lanzamiento de dos zapatillas que rememoran un episodio clave de la historia de la marca. Hablamos de las Air Max 1 Pompidou, un homenaje al edificio parisino que inspiró el diseño de la primera zapatilla de la familia Air Max. ¿Quieres conocer todos los detalles de este singular museo y su relación con la marca del Swoosh?


Centro Cultura Pompidou. El museo que lo cambió todo

centro pompideau

Corría el año 1969 cuando el primer ministro francés Georges Pompidou escogía el emplazamiento de la Plaza Beaubourg para construir un centro cultural multidisciplinar sin precedentes. Un lugar en el que los libros, el arte moderno y la construcción, entre otras disciplinas, se diluían entre si bajo un mismo techo. El Centro Cultural Pompidou tuvo una relevancia sin igual en su campo incluso antes de construirlo. Por primera vez en Francia se abría el concurso de una obra arquitectónica de manera internacional. En el país, nunca antes se había podido participar en la construcción de un proyecto de este tamaño de manera internacional. Éste fue no solo el primer paso para internacionalizar la arquitectura y diluírla entre las fronteras, también fue el primer paso para internacionalizar uno de los países que más influjos reciben por parte de todo el mundo. 

Finalmente, el proyecto se fue para Italia e Inglaterra, siendo Renzo Piano y Gianfranco Franchini, de origen italiano, y Richard Rogers, nacido en Inglaterra, los encargados de sentar las bases de este proyecto conjunto. Y lo cierto es que, con perspectiva, el éxito no pudo ser mayor. El Centro Cultural Pompidou no solo se ha convertido en todo un icono del arte en todo el mundo, sus arquitectos ganaron el premio Pritzker, uno de los galardones más prestigiosos en el ámbito de la arquitectura, gracias a su construcción

Las cifras, desde luego, asustan. Inaugurado en el año 1977, apenas le bastaron unos meses para posicionarse como el Museo de Arte Contemporáneo más visitado del mundo.  Y sus series culturales no tardaron en adquirir una fama sin precedentes a lo largo de todo el mundo, especialmente las de <<París...>>, en la que rendía homenaje a algunas de las principales ciudades de todo el globo.

Tras una reforma que lo tuvo paralizado entre el año 1997 y el 1999, y en la que se reacondicionaron sus 100.000 metros cuadrados actuales, el Pompidou no tardó en recoger los éxitos de tal reforma. El 1 de enero del 2000, el primer día que abrió su nuevo proyecto, lo hizo con más de 20.000 visitantes registrados, hasta llegar a una media de 16.000 visitantes a lo largo de ese año, hasta los casi 4 millones de visitantes que recibe año tras año.

Nike y el Pompidou



La relación existente entre Nike y el Pompidou siempre ha sido más que estrecha. Una buena muestra de ello es la presentación que el equipo del Swoosh realizó sobre la fachada del Centro Cultural Pompidou con motivo de la celebración del Air Max Day de 2017, como podemos apreciar en la imagen superior. Y uno de los grandes culpables de que se llevara a cabo esta estrecha relación ha sido, desde sus inicios, Tinker Hatfield

Cuando en el año 1981 Nike se hacía con los servicios del arquitecto, ni la firma ni el propio diseñador eran conscientes de que estaban a punto de cambiar la concepción del diseño de calzado deportivo tal y como la conocíamos. El que en un principio iba a ser el encargado de diseñar las oficinas de Nike y el interior de algunas de sus tiendas más importantes, ha terminado por ser uno de los diseñadores de zapatillas más influyentes del mundo. 

Hatfield era un enamorado del diseño que acostumbraba a invertir el tiempo de sus vacaciones en visitar nuevas ciudades capaces de influir en la creatividad de su carrera profesional. Mucho antes de comenzar a trabajar para la firma de Oregon, el arquitecto quedó prendado del diseño que mostraba el Centro Cultural Pompidou.

Tras unos años como uno de los arquitectos responsables en el diseño de las tiendas de todo el mundo, en el año 1985 le llegó la oportundiad de formar parte del equipo de 10 diseñadores que conformaban el equipo de diseño de producto de la firma del Swoosh.

Desde el momento en el que se incorporó al equipo, su línea de trabajo se separó de los caminos habituales sobre los que Nike trabajaba. La suela Waffle todavía seguía siendo una de las grandes innovaciones de la firma del Swoosh, pero Hatfield estaba convencido de poder aplicar los conocimientos sobre los que se sustentaba la arquitectura en una línea de producto mucho más atrevida. Y eso fue exactamente lo que hizo.
Su espíritu rebelde fue cada vez mejor reconocido por parte de la industria.

Nike Air Max 1

Probablemente la Nike Air Max 1 sea una de las culpables de que Nike ocupe el lugar que ahora mismo le corresponde dentro del ámbito deportivo.

Las suelas waffle, como la Tailwind y la Cortez, comenzaban a verse superadas por unas tendencias que no eran capaces de albergar y fue justamente Tinker Hatfield quién, recordando su viaje a París y la arquitectura francesa, decidió cambiar el rumbo de las zapatillas Nike.

La marca americana ya había innovado poco tiempo antes gracias al trabajo de Frank Rudy y a la invención de la cámara de aire. Fue en el año 1978 cuando la Tailwind se convirtió en la primera zapatilla del mundo en incorporar estas cápsulas capaces de almacenar aire. Hatfield no tardó en abrazar con fuerza la idea de Rudy, estudiando cómo podría hacer que esa cámara de aire fuera visible, haciendo que el público general pudiese ver, además de sentir, esta revolucionaria tecnología.

Fue en ese preciso momento cuando el Pompidou regresó a la cabeza del diseñador. El edificio, construído bajo la idea de que todos sus elementos funcionales quedaran a la vista desde el exterior, inspiró al arquitecto, ahora convertido en diseñador, para sacar a simple vista el elemento que iba a caracterizar a la Air Max: la cámara de aire.

El diseño no estuvo exento de discrepancia. Nike estaba en ese momento trabajando en hacer sus cámaras de aire lo más pequeñas posibles, con el fin de mejorar la idea que giraba en torno a ellas de que eran demasiado grandes como para lograr el efecto deseado. La idea de Hatfield iba en una dirección completamente contraria a la defendida por Nike: hacer su cámara de aire lo más grande posible para, a posteriori, eliminar cualquier goma que la rodease. De esta manera se conseguía un efecto mucho más limpio y claro.

Que la idea de Hatfield fue todo un éxito es algo que no se puede cuestionar, pero lo que sí es cierto es que nadie podía predecir la gran cantidad de años que ha perdurado en el tiempo.

La primera Air Max de la historia aparecía en televisión en 1987 acompañada de la mítica "Revolution" de los Beatles. Toda una declaración de intenciones:



Nike Air Max 1 Pompidou



El centro Georges Pompidou ha sido precisamente la inspiración que Nike ha tomado para rendir homenaje al edificio con el que comenzó la historia más reciente, y exitosa, de la firma de Oregon. Su esqueleto expuesto y sus tuberías al aire se ven más que destacadas en esta nueva versión que nos presenta la silueta.

Nike ha decidido llevar el homenaje al Pompidou un paso más allá, impregnando sobre la Air Max 1 una gama cromática similar a la colorida estructura del centro francés, sensiblemente más visible en la que tiene el color mas claro. La firma de Oregon ha decidido utilizar dos colores diferentes, una en tono blanco y otra en la que el gris centra todo el protagonismo.

Es precisamente en la suela el lugar en el que podemos encontrar el denominador común de ambas siluetas: una suela translucida que deja visible la P de Pompidou rodeada de los colores que caracterizan el edificio.

¡Sé el más rápido si no quieres perderte el lanzamiento de las Air Max 1 Pompidou en SVD!