PAUL INSECT PUSO EL ARCOÍRIS SOBRE GLASTONBURY 2019

El paisaje Glastonbury 2019 se vio marcado por una imagen que ya es puro icono: la de un gigantesco arcoíris con gafas de sol tumbado en la hierba del festival. Su autor es Paul Insect... Pero, ojo, porque esto es solo una pequeña muestra de la larga carrera de este artista. 

Glastonbury es uno de esos festivales que, cada año, arrojan un buen puñado de imágenes que se quedan en la retina y en la memoria colectiva. Normalmente, son fotos de conciertos. Pero, en su edición de 2019, una de las grandes imágenes protagonistas no tuvo nada que ver con la música y mucho que ver con las vibraciones que suelen asociarse a este festival. Fue la imagen de una gigantesca escultura de una especie de arcoíris antropomórfico tumbado a la bartola luciendo fardonas gafas de sol. Sus dimensiones colosales estaban pensadas para que la gente se tumbara alrededor y sobre él, convirtiéndose en un verdadero icono del paisaje de Glastonbury 2019 .

Y convirtiéndose también en una excusa para volver a poner en su sitio el nombre del autor de esta maravilla: Paul Insect . Al fin y al cabo, este ha sido un nombre bastante habitual en el arte de las últimas décadas… Empezando, como tantos otros, en el uso de los omnipresentes stencils en la década de los 90. Poco a poco, sin embargo, el artista se fue alejando de esta práctica de puro street art para atacar otros formatos, especialmente la pintura y la escultura. Desde entonces, el trabajo de Insect se ha visto en ciudades como Londres, Los Ángeles, Estocolmo o Sidney. También ha pintado en compañía de Banksy en The Can Festival, ha dejado su huella en el muro de Palestina e incluso ha realizado portadas para artistas como DJ Shadow .

Ahora bien, el primer gran campanazo de Paul Insect sonó en el año 2007. Fue entonces cuando, de repente, su nombre se convertía en comidilla del mundo artístico. Y es que no ocurre todos los días que el mismo Damien Hirst compre toda tu exposición en solitario, pero a este artista le ocurrió precisamente eso con su exhibición Bullion en la Lazarides Gallery de Londres. No es de extrañar: su obra opera en unas coordenadas de irreverencia y subversión de la cultura pop que pueden identificarse directamente con Hirst… Por mucho que la obra de ambos no pueda ser más diferente.

El mismo Insect suele mencionar otras referencias que considera mucho más cercanas: John Baldessari , Robert Rauschenberg , Keith Haring , Basquiat y George Condo , por ejemplo. También otras influencias más concretas como las sillas de Van Gogh o la obra del animador checo Jan Svankmajer . Sea com sea, todas ellas son meras referencias que pueden servir para entender mejor la obra de Paul Insect, pero nunca para explicarla del todo. Porque la suya es una visión dadaísta y surrealista en la que la iconografía de la cultura pop contemporánea es celebrada y criticada a partes iguales. Y, sobro todo, porque nos encontramos ante uno de esos artistas que ya hace tiempo que encontraron su propia voz… Y que no necesitan dar gritos para resultar fascinantes.