STEVEN IRBY, LA FOTOGRAFÍA COMO EXPLORACIÓN URBANA

La fotografía puede servir a múltiples propósitos, pero Steven Irby la usa para uno muy concreto: como herramienta de exploración urbana. Su infinita fascinación por la ciudad de Nueva York le ha convertido en un verdadero cronista de la vida de la ciudad, siempre a la búsqueda de espacios olvidados que claman por ser redescubiertos.

Blanco y negro. Algo extremadamente poderoso existe en el blanco y negro para que tantos sean los fotógrafos que lo practiquen casi como religión. En el caso de Steven Irby, conocido en Instagram (donde acumula casi 200k seguidores) bajo el divertido alias de @stevesweatpants, también hay que reconocer que no practica el blanco y negro en exclusiva y que, de hecho, muchas de sus instantáneas no solo recurren al color, sino que lo hacen para realzar la luz sublime de una ciudad tan fascinante como Nueva York retratada desde las alturas. Desde un punto de vista (en helicóptero, es de suponer) inaccesible para los turistas e incluso para la mayor parte de los locales.

Y es que Steven Irby, cofundador del magazine Street Dreams, ha convertido la ciudad de Nueva York en el alimento de su imaginario fotográfico. Él mismo afirma estar eternamente fascinado por los tejados sospechosos, las estaciones de tren abandonadas y los hospitales en ruinas. Se ha convertido en un verdadero cazador de espacios olvidados que, cámara en mano, no solo pretende redescubrir estos espacios, sino también traerlos a la vida de nuevo para descubrir una Nueva York inédita a todo aquel que quiera mirar.

Prada, por cierto, quiso mirar. A lo grande. Y por eso eligió a Irby para fotografiar Nueva York desde las alturas con la excusa del lanzamiento de su perfume Black. Y es difícil saber si en la firma de Miuccia eran conscientes de que lo de Black le iba que ni pintado a alguien como Steven Irby, tan aficionado al blanco y negro, por lo cierto es que el fotógrafo sacó el mayor partido a la acción con todo un conjunto de fotografías panorámicas en la que la urbe de hoy se siente como un tótem ancestral y atemporal, infinitamente magnánimo y a rebosar de una magia misteriosa y seductora.

Ahora bien, sería absurdo que Irby limitara el talento de su cámara a edificios y espacios, y basta un pequeño vistazo a su cuenta de Instagram para toparse con estrellas como el jugador de básquet D’Angelo Russell, el diseñador Dapper Dan o los cantantes Lil Wayne, Jorja Smith y Tyler, The Creator. También hay una buena ración de rostros anónimos en las fotografías de Steven Irby, precisamente porque esos rostros también son espacios olvidados sobre los que está escrita la verdadera intrahistoria de Nueva York. Una intrahistoria que solo puede ser desentrañada por un verdadero explorador urbano… Y ese es precisamente el papel que, desde hace un buen tiempo, viene desempeñando Irby. Porque nuestros antepasados usaron los cuentos para escribir la historia, pero este fotógrafo es el claro ejemplo de que, a ese respecto, una imagen vale más que mil palabras.