THE SHOE SURGEON: LAS SNEAKERS TIENEN MIL VIDAS

Seguro que en redes sociales has visto (y admirado) las icónicas Jordan con efecto piel de pitón o cualquiera de los modelos de la serie Misplaced Checks creados por Dominic Chambrone bajo el nombre de The Shoe Surgeon. Y es que, más allá de crear sneakers de coleccionista, lo que pretende este verdadero artista es recordarnos que las zapatillas pueden tener mil vidas si las dejamos en las manos del cirujano adecuado.

Olvídate de cualquier connotación negativa que te sugiera la palabra cirujano (a no ser que seas un aficionado a los retoques estéticos y el bótox y resulte que, más que asustarte, esta palabra te ponga un poco a tono). The Shoe Surgeon es el cirujano que tiene absolutamente rendida a la comunidad amante de las sneakers gracias a su trabajo como customizador de modelos icónicos que, de repente, se convierten en piezas verdaderamente únicas tras pasar por sus manos.

Pero, cuidado, porque a Dominic Chambrone no le gusta que le llamen customizador. Al fin y al cabo, se considera zapatero: desde que era joven, tenía claro que este era su oficio, así que se mostró tenaz hasta adquirir la suficiente pericia con un zapato en la mano y poder abordar su sueño. Un sueño que le atravesó de arriba abajo cuando se dio cuenta de que, tal y como él mismo suele explicar, todos sus amigos (con él mismo incluido) parecían idiotas al vestir exactamente las mismas zapas. Así que cogió sus Air Force 1 Mids, las pintó con camuflaje y vio cómo le empezaban a caer encargos similares.

Desde entonces, la carrera de The Shoe Surgeon se ha visto verdaderamente trufada de éxitos que han saltado a la palestra mediática, ya sean las Jordan 1 que customizó con láser para Jerry Ferrara (de la serie Entourage), las Jordan con efecto piel de pitón o, sobre todo, la saga de zapatillas Misplaced Checks. Esta última fue una idea de su colega John Geiger, camarilla en The Shoe Surgeon que ha acabado por crear su propia firma. Y fue una idea que estaba destinada a calar hondo, ya que básicamente se dedica a coger modelos de Nike y ponerle checks (o swoosh, como tú prefieras) en lugares que no tocan.

Sea como sea, está claro que las customizaciones de Dominic Chambrone empiezan a cotizarse a precio de oro. No es de extrañar, entonces, que tenga una cartera de clientes lo suficientemente amplia como para ir diciendo que no a ciertas celebrities que se acercan a él por amor al postureo y no por amor a las sneakers. Hay que tener en cuenta que una de las prerrogativas de este artista es precisamente que lo suyo no son obras de arte, sino zapatillas que deberían lucirse en la calle y no en la estantería de ningún coleccionista.

Tampoco es de extrañar que Chambrone finalmente haya creado los Surgeon Studios, un verdadero atelier en el que su equipo se dedica a customizar zapatillas totalmente a medida del cliente. Y no solo a customizar: Surgeon Studios es el cuartel general de todo un movimiento con el que The Shoe Surgeon quiere reivindicar que los zapatos tienen mucho más que una vida y que, tratados con el cariño adecuado, la reparación de un calzado dañado por el tiempo puede desembocar en una nueva zapatilla que le otorgue el toque diferencial a tu colección.