YAH! NOS DESCUBRE SU PARTICULAR PROCESO CREATIVO

Entre las nuevas incorporaciones a SVD, una marca está demostrando que su diferenciación no es solo una cuestión estética. Yah! nace de una mirada experta en el mundo de la moda, y un exhaustivo conocimiento de lo vintage, algo que ya pudimos ver desde su primera tienda, Kniq Hong Kong. El siguiente paso era crear Yah! con el objetivo de jugar un nuevo papel en la industria, usando su propia historia para hacer de la moda algo más interesante y divertido.

El método de producción de Yah! comienza por seleccionar producto vintage y a partir de él crear nuevas prendas en un proceso que individualiza el resultado final. Un proceso en el que se mezcla cierto homenaje a patrones clásicos, espíritu DIY, interés por la sostenibilidad y algo de descaro. Para conocer algo más de la especial filosofía de Yah! hablamos con Asai Au, director creativo y uno de los fundadores de la marca.

Yah! sigue un proceso completamente distinto al resto de marcas, ya que trabajáis con materiales reciclados. ¿Como creáis vuestros productos?

Otras marcas crean sus diseños desde cero hasta la pieza final, mientras que nosotros comenzamos nuestros diseños con piezas que ya están fabricadas, deconstruyendo y reconstruyendo para crear un nuevo artículo. Como todos nuestros productos provienen de ropa vintage no necesitamos hacer bocetos, todo lo que necesitamos es jugar con lo que tenemos a mano, cortar, mezclar y pegar, jugamos con materiales, estampados y color para reconstruir una prenda con un corte más interesante.

Vuestras prendas tienen muchas capas (física y literalmente): sostenibilidad, moda, pop, individualización… ¿Cuál es el elemento que define a Yah!?

Diría que la individualización. Cada pieza está creada a partir de ropa vintage para crear una pieza única. Lo que significa que nunca podrás conseguir el mismo diseño o estilo, lo que hace que nuestros diseños sean únicos.

Los artículos vintage en los que os basáis tienen un denominador en común, la cultura pop (equipos deportivos, Mickey Mouse, Bob Esponja…) ¿Cómo se entiende la cultura pop desde una marca basada en la individualidad?

Para ser sinceros, no sabemos demasiado de la cultura pop. Ahora la gente tira sus antiguas ropas y compra nuevas, y es un desperdicio. Nos gusta reciclar, así que pensamos en un modo de diseñar algo divertido e interesante para darle una nueva vida a esas prendas.

El pasado es una de las grandes referencias de la moda, pero es también una fuente de excesiva nostalgia. ¿Cómo os acercáis a la cultura de los noventa para crear algo nuevo?

Creo que la moda es cíclica. Usamos artículos vintage sin importarnos si es de los 90, 80 o 70 porque nuestra idea principal es usar ropas vintage recicladas para reconstruir prendas con nuevas formas, por lo que usamos diferentes temas (sports team, NBA, cartoons, racing car, music band, Harley Davidson) para crear un nuevo diseño que pueda encajar en la tendencia de cada temporada.

Como nos comentabas, una de las principales diferencias de Yah! respecto a otras marcas es que no hay dos productos iguales. ¿Es una respuesta a la uniformidad de las grandes marcas?

Como sabes, cuando trabajas con vintage no puedes encontrar exactamente la misma pieza, alguna vez con suerte puedes encontrar dos o tres iguales, pero nunca muchas. Queremos construir nuestra propia personalidad en la industria de la moda, pero también queremos que los que llevan nuestras prendas tengan piezas únicas que muestren su individualidad.

Yah! es una marca divertida. ¿Es algo que echáis de menos en la moda?

Recuerdo hace 12 años cuando comencé con Kniq había muchas marcas pequeñas pequeñas que eran interesantes y divertidas. En esa época las marcas vanguardistas y contemporáneas eran muy populares, y es algo que echo de menos. Ahora la gente prefiere grandes marcas pero tengo la esperanza de que esa época (vanguardista y contemporánea) vuelva a ser tendencia para hacer de la moda algo más divertido e interesante.